Devoción a Nuestra Señora del Sagrado Corazón
Y
Las Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús

 

Nuestra Señora del Sagrado CorazónEl padre Julio Chevalier MSC cuando hablaba de Nuestra Señora del Sagrado Corazón solía decir "ella lo ha hecho todo en nuestra congregación" y tenía esa convicción desde el 30 de noviembre de 1854 cuando recurrió a la virgen María para pedirle auxilio especial para la fundación de su congregación de Misioneros del Sagrado Corazón y nuestra Congregación Misioneras del Sagrado Corazón. Su pedido fue escuchado y respondido el 8 de diciembre del mismo año cuando recibió 30.000 francos como donación de un benefactor para dar inicio a la fundación de su congregación.

El padre Julio Chevalier quiso honrar a María de una manera especial y por eso eligió para ella el nombre de Nuestra Señora del Sagrado Corazón, con este nombre resaltaba la especial relación de cariño, amor, misericordia y fraternidad que existe entre Jesús y María. El la concibió como aquella que tiene por finalidad conducirnos al amor del Hijo. La devoción a Nuestra Señora del Sagrado Corazón no proviene de una aparición, sino de una intuición teológica del padre Julio Chevalier. La devoción muy pronto se fue extendiendo por muchos países del mundo donde se fueron estableciendo archicofradías en honor a la virgen.

El objetivo de la devoción según el padre Julio Chevalier, MSC es la de honrar la relación inefable de amor que existe entre María  y el corazón de su hijo. María no sólo fue la madre de Jesús sino también su colaboradora en la obra de la redención. Al pie de la cruz, Jesús entregó su madre a Juan y en él a todos nosotros (Jn 19, 25-27). María vio como el corazón de su hijo fue traspasado y cómo de su costado brotó sangre y agua como fuente viva cumpliéndose así la promesa que ya había hecho Jesús (Jn, 38) que de él brotarían ríos de agua viva y de Espíritu. María fue testiga de esto y del derramamiento del Espíritu Santo sobre los presentes cuando ella oraba con los discípulos en el Cenáculo. La función de Nuestra Señora del Sagrado Corazón es la de llevarnos al Corazón de Jesús fuente de amor y misericordia y estar con nosotros en nuestras alegrías y penas, por eso la llamamos abogada de las causas difíciles y desesperadas.

Las Misioneras del Sagrado Corazón y los Misioneros del Sagrado Corazón y toda la familia Chevalier celebramos la fiesta de Nuestra Señora del Sagrado Corazón  el último sábado del mes de Mayo.

Rezar con nosotras las Misioneras del Sagrado Corazón el Acuérdate: Acuérdate, Nuestra Señora del Sagrado Corazón, de las maravillas que Dios hizo en ti. Te escogió como Madre de su Hijo, a quien seguiste hasta la cruz. Te glorificó con El, escuchando con agrado tus plegarias por toda la humanidad. Llenos de confianza en el amor del Señor y en tu intercesión, venimos contigo a las fuentes de Su Corazón, de donde brotan para la vida del mundo la esperanza y el perdón, la fidelidad y la salvación. Nuestra Señora del Sagrado Corazón, tú conoces nuestras necesidades: presenta al Señor nuestra oración.   Ayúdanos a vivir en su amor. Para eso, alcánzanos las gracias que te pedimos y las que nos son necesarias. Tu petición de Madre es poderosa: que Dios responda a nuestra esperanza.       Amén.
Nuestra Señora del Sagrado Corazón, ruega por nosotros.

Se pide rezar esta oración diaria por diferentes necesidades y por las vocaciones especialmente de la Vida Consagrada. Si tú estás el llamado Dios, nosotras te podemos acompañar en tu discernimiento.  Comunícate con nosotras Las Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús.


La Hna. María, MSC mexmsc@gmail.com

 

Seguir leyendo